9 de marzo de 2008

Ni un día sin anarquía

En el Metro de Madrid, dentro del marco de la camapaña de fomento de la lectura Libros a la calle, en cada vagón se han colocado varias pegatinas de tamaño folio con extractos de diferentes libros, animando al final a continuar la lectura en el propio libro.

Un ejemplo (perdón por la calidad, son fotos con el móvil):

Pido la paz y la palabra

El otro día me encontré uno que me llamó la atención. Era muy denso, con "demasiadas letras", y no aparecía el autor ni la obra en la parte inferior. Cuando me levanté a leerlo, me encontré con esto:

Ni un día sin anarquía

Habéis oido hablar de nosotros mil veces...

...casi todas sin fundamento. Habéis visto nuestras frases en los muros y esa A dentro de un círculo que tan poco os dice a vosotros y tanto nos dice a nosotros. Nos habéis visto incluso en la tele, pero lo que no termináis de entender es que nos véis a diario, en la calle, en el metro, en clase, e incluso en el trabajo. Que somos gente corriente con carne y huesos. Que somos vuestros hijos, vuestros vecinos, que os conocemos.
Y sabemos que también a vosotros os jode cuando suena el despertador. Y no nos creemos que seáis felices así, entre el trabajo y el centro comercial, siempre haciendo cola y pensando en la próxima compra, viendo pasar la vida entre mercancías que en el fondo -reconocedlo- no saben a nada.

Lo que no entendemos es que viváis como si nada, como si todo fuese bien, sin demasiadas preocupaciones más allá de lo puramente económico. Como si os contentárais con esa basura que nos han vendido, como si no fuéseis capaces de concebir algo mejor, como si os sintiéseis agusto entre le plástico y el hormigón. En eso somos diferentes, nosotros odiamos todo esto, no nos atraen lo más mínimo las múltiples referencias del catálogo en que han convertido las ciudades. Nos sabe a mierda, es imposible que la vida sea esto, porque esto no es vida. Esto es pasar el tiempo sin pena ni gloria. Nosotros asumimos las penas que pueda traernos la búsqueda de la gloria, a lo que no estamos dispuestos es a envejecer en fila de uno frente a una caja registradora que nos administre un pedacito de muerte con cada ticket.

Nosotros tenemos sangre en las venas, algo inusual en nuestros días, y por eso reventamos y reaccionamos de formas extrañas para vosotros: lloramos, gritamos, corremos, rompemos. Y seríamos capaces de disimular y hacer como si nada y no meternos en líos, pero nos daría vergüenza. El que diga que el mundo va bien, o es tonto o es un mal nacido; así de sencillo.
El que diga que no puede hacer nada al respecto, o no tiene imaginación o no tiene interés, y lo demás son excusas. Nosotros ya estamos hartos, así que nos encontraréis por ahí, haciendo lo posible para joder este macabro decorado que solo esconde miseria y devastación.

Salud y anarquía...


Y en el pie de página, "Ni un día sin anarquía. Todxs a la calle."

Curiosa -y muy loable- iniciativa. No sé cuántas pegatinas habrán colocado. Lo que está claro es que muy poca gente se habrá percatado, y menos los vigilantes del Metro.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

....suelo leer esas pegatinas que hay en los metros. Esta en concreto la leí ayer y pensé que era un poco rara porque no venía el nombre del autor, pero pensé que el título del libro era "ni un dia sin anarquia"... hoy al buscarlo en internet me he encontrado con tu publicación...vaya fiasco, no es un libro... parecía interesante lo que ponía. Me quito el sombrero ante las personas que primero lo escribieron, luego lo formatearon como pegatina y luego lo pegaron sin ser recriminados.

Anónimo dijo...

me ocurrio lo mismo, al encontrarme con el texto sin autor ni nada me extrañe y al leerlo senti satisfaccion. Ya era hora de que se superase la idea de locos sin motivos. Un gran saludo a los autores del proyecto, esta es una gran forma de expresarse.

Ángel dijo...

Otro que ayer se encontró el texto y se quedó todo pillado.

Anónimo dijo...

Hola,
Yo me dí cuenta hace unos días que no era iniciativa de metro, y me encantó verlo. Lo bueno es que no se han dado cuenta los del metro, con lo cual no lo quitarán, de puta madre.

Salud y anarquía

Ana

Izaam dijo...

Es lo mejor que he leído en mucho tiempo. Muchas gracias, compañer@s, así da gusto. Un saludo.

Pirata de la Información dijo...

Hola, me ha gustado esta entrada y ademas la he visto en otromadrid.org asi que la voy a poner en mi blog sino tienes nada en contra

SALUD Y ANARQUIA
http://piratasdelasinformaciones.blogspot.com

Anónimo dijo...

Lo malo es que durará poco, pero al menos el mensaje le llegará a gente que no este familiarizada con el movimiento, y, con suerte, hasta se informan.
Chapó para los autores materiales e intelectuales, ahora, a reutilizar la idea.

El Hombre que vendió el mundo dijo...

el libro del que está sacado este texto es "Bar de Anarquistas" de José María Conget. Podeis ver de donde están sacados todos los textos que hay en esta iniciativa en esta Web:

http://www.librosalacalle.com/web/

;)

Anónimo dijo...

Buenos dias amiguitos...Debo dejar claro, ya que me rechina alguno de sus comentarios, que esta pegatina que tanto os ha llamado la atención no forma parte, ni mucho menos, de la campaña lanzada al aire por parte de la consejeria de cultura. Creo que estareis deacuerdo conmigo que ningun gobierno ni ministro sacaria a la calle este tipo de texto...Por otra parte es verdad que es una muy buena iniciativa, y mando un abrazo a sus autores...Ójala mucha más gente lo lea...
PD: El texto creo saber que no es de ningun libro ni autor, sino que fué escrito por la misma gente que más tarde los pegó.

Anarquia y piña fria...
hXc

Gustavo Rey dijo...

Todavía pululan por el metro, se ve que los empleados no leen mucho lo de los papeles pegados en los vagones. La idea me pareció muy creativa. Saludos

Anónimo dijo...

Pues yo creo que si quieres mejorar las cosas, romperlas no es buena idea. Hay muchos sitios donde echar una mano...
Aparte de eso, la forma de comunicarlo me parece muy buena... pero el contenido, pura demagogia...hay muchos otros sitios donde vivir aprte de la ciudad ¿no?

Sadi dijo...

A pesar de lo que dice "El hombre que vendió el mundo", el texto del que se habla en este post no pertenece a la obra "Bar de anarquistas" de José María Conget; al menos no al pasaje publicado oficialmente en la campaña Libros a la calle.

Sadi dijo...

Ah, se puede ver todos los textos en esta página:

http://www.librosalacalle.com/textos.php

sosala dijo...

LLevo mucho buscando este texto.Cuando lo vi en el metro hace tiempo me impactó.Delante de todos, camuflado precisamente porque estaba a la vista.Todo un alegato a los ojos cerrados...pero algunos lo vimos y nos caló, nos hizo reflexionar, nos abrió los ojos.
Gracias por compartirlo.